top of page
  • MJ

Las emociones y la importancia de la educación emocional

Actualizado: 13 abr 2022


La mayoría de las emociones las identificamos fácilmente y nos acompañan en nuestro día a día. Es esencial educar a l@s niñ@s desde bien pequeños para que aprendan no sólo a identificarlas sino también a gestionarlas.


emociones

Históricamente, las emociones se han contrapuesto a la razón. Las emociones y pasiones se han considerado la parte humana más visceral e irracional y por ello nunca se les ha dado un papel central en la educación de los niñ@s. La educación emocional juega un papel importante en la educación integral de l@s niñ@s. Pero, ¿qué es la educación integral y por qué es tan importante? En pocas palabras, es aquella educación con la que se busca el desarrollo de las personas en todas y cada una de sus dimensiones de una manera armónica y coherente. La educación no se debe centrar únicamente en lo académico, sino dar un paso más allá e incluir el desarrollo de competencias sociales, emocionales, comunicativas, etc

Desde Eduku pensamos que una buena educación en competencias emocionales, no sólo en casa, sino también a lo largo de nuestra formación académica nos facilita la vida tanto de niñ@s como de adult@s y nos da herramientas para desenvolvernos socialmente.

Por lo tanto, consideramos que la educación emocional es igual de necesaria que la educación académica para conseguir una formación integral y ayudar a que los niñ@s acaben convirtiéndose en personas responsables, conscientes y comprometidas.

¿Os imagináis un mundo lleno de “analfabetos emocionales”? Probablemente existiría un caos absoluto en las relaciones sociales. De hecho, muchos de los problemas que nos encontramos en nuestro día a día y en la sociedad son de aspecto emocional. Por ejemplo, muchas de las personas que son incapaces de controlar o prevenir su impulsividad e incluso su violencia tienen una carencia en educación emocional


¡Te invitamos a que te sumerjas con nosotr@s en el magnífico mundo de las emociones! Pero antes de empezar, debemos tener claro qué es una emoción. Un escollo en la educación emocional es saber diferenciar entre una emoción y un sentimiento, te lo aclaramos a continuación


Diferencias entre sentimientos y emociones

Para poder diferenciar entre sentimiento y emoción es importante conocer en qué consiste de cada una de ellas.

- Emoción: es una respuesta rápida que se produce como reacción a un estímulo externo y que genera una alteración en nuestro cuerpo (se trata de una reacción química); nuestro cerebro memoriza la emoción que nos ha generado el estímulo externo de manera que solemos manifestar esta misma emoción cuando nos volvemos a exponer al estímulo. Las emociones suelen ser percibidas por los que nos rodean y tienen una duración que suele ser pasajera en el tiempo, se estabilizan. Ejemplos de emociones son la tristeza, la alegría, la rabia.

- Sentimiento: es un estado que se genera a partir de una emoción, es más duradero / estable y se produce de manera consciente y reflexionada. Es decir, en un sentimiento hay una valoración consciente de la emoción y de la experiencia vivida. A diferencia de las emociones, que son más instintivas y espontáneas, los sentimientos están asociados a pensamientos.

Ejemplos de sentimientos son el amor, el enfado, la felicidad.

Como puedes imaginar, en la práctica las emociones y los sentimientos conviven juntos; aun así, si queremos entender las emociones y la gestión de las mismas, es recomendable conocer las definiciones básicas.


Educación emocional: un pilar en nuestra educación


En los últimos años la educación emocional está adquiriendo cada vez más relevancia, no tanto a nivel de planes de estudio, sino más bien desde el punto de vista de los “padres y madres conscientes”, quienes dedican tiempo y esfuerzo en ayudar a su hij@ a entenderse, conocerse y relacionarse

Pero, realmente, ¿qué es la educación emocional? De manera resumida (según Rafael Bisquerra, investigador de la Universidad de Barcelona) se podría definir en los siguientes términos:

“Proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar el desarrollo emocional como complemento indispensable del desarrollo cognitivo, constituyendo ambos los elementos esenciales del desarrollo de la personalidad integral. Para ello se propone el desarrollo de conocimientos y habilidades sobre las emociones con objeto de capacitar al individuo para afrontar mejor los retos que se plantean en la vida cotidiana. Todo ello tiene como finalidad aumentar el bienestar personal y social”

Por lo tanto, la educación emocional entendida como un proceso de educación es esencial para el desarrollo integral de la personalidad. Es tremendamente importante no descuidar esa adquisición de las competencias emocionales desde la infancia y ayudar a nuestros peques a conocer e identificar las emociones para poder así afrontar esos retos que se van a ir encontrando a lo largo de su vida.


Podríamos decir que la educación emocional, además de ser esencial en el desarrollo de la personalidad, es una herramienta de prevención que nos ayudará a evitar problemas de carácter emocional y a la hora de relacionarse en sociedad.

La educación emocional es un proceso que se debe trabajar desde la infancia y requiere de una continuidad durante toda la vida para obtener y seguir alimentando la tan necesitada capacitación emocional.

5 aspectos emocionales que no debemos olvidar

1. Conciencia emocional: Reconocer las emociones propias y de las demás personas.

2. Regulación emocional : Responder adecuadamente a las emociones experimentadas.

3. Autonomía emocional: Capacidad de controlar lo que nos puedan afectar los estímulos externos, equilibrando sensibilidad e invulnerabilidad.

4. Competencia social: Tener habilidades sociales que faciliten las relaciones interpersonales, ya que están relacionadas directamente con las emociones.

5. Habilidades de vida para el bienestar: Desarrollar habilidades, valores y actitudes que contribuyen al bienestar personal y social.


Como vemos, la educación emocional nos ayuda a conseguir el bienestar personal, a tener mayor autoestima y ser más positivos, así como también nos facilita la vida en sociedad., a tener mayor autoestima y a ser más positivos. De ahí que debamos ayudar, ya desde bien pequeños, a que nuestr@s hij@s se desarrollen emocionalmente.


176 visualizaciones0 comentarios
bottom of page